Consagración de la Diocesis de Zarate Campana al Sagrado Corazón

Para visualizar cliquear en el play


Para mirar hacer cliq en el Play

ORACIÓN DE CONSAGRACIÓN

Señor del Universo, desde el horizonte infinito de tu Amor, Tú, Dios nuestro, has querido entrar en los límites de la historia humana, y te has hecho Hombre, con cuerpo y alma, con un «Corazón», para que podamos contemplar y encontrar lo Infinito en la limitación de lo propiamente humano, y encontrar el Misterio invisible, al que no pueden contener los Cielos, en el Corazón humano de Jesús, el Nazareno.

Queremos consagrarnos hoy, como diócesis de Zárate-Campana, al Corazón de Cristo, símbolo de la fe cristiana, amado por nuestro pueblo pues expresa de manera sencilla y auténtica la "Buena Noticia" del Amor, resumiendo el misterio de la Encarnación y de la Redención.

Queremos consagrarnos al Corazón de Jesús, fuente de la Esperanza en la que hemos sido salvados, manantial de Verdad y de Bondad al que recurrir ante la sucesión de las diferentes situaciones que nos hieren o agobian, y ante el cansancio de la vida cotidiana, no pocas veces ocasionadas por la injusticia, el abatimiento, la incomprensión o incluso la injuria.

De igual modo, queremos implorar el Don del Espíritu Santo, para que el Amor del Corazón de Jesús se derrame en nuestros propios corazones[11], a veces cansados de llorar, y nos sane y fortalezca, así como nos impulse a la adoración de su «inescrutable riqueza»[12] y a vivir en la súplica filial y confiada[13], y no en la inquietud, la desorientación o la indiferencia para con quienes sufren y quienes más nos necesitan.

Confiamos plenamente en Cristo Resucitado, «siempre vivo para interceder» en nuestro favor[14] y confiamos también en el Corazón Inmaculado de María, encomendándonos a Ella con gran confianza, y en especial hoy en la festividad de su advocación Nuestra Señora de Luján, patrona de la Argentina y de la diócesis de Zárate-Campana.

Sagrado Corazón de Jesús, Misericordia Infinita, en Vos confiamos.


Amén.